El contenido de esta página está protegido. Contacta con el autor si necesitas algo.
logo

Sidecars

Gira Cuestión de Gravedad con Mahou en La Riviera

Concierto Leiva La Riviera

LA NOCHE EN LA QUE ARDIÓ LA RIVIERA

Recién acabada la gira “Cuestión de Gravedad” con la que recorrieron largo y ancho de la Geografía española presentando su último trabajo con el mismo nombre, de la mano de Mahou se embarcan de nuevo en lo que para muchos supondrá una nueva ocasión de volver a verles sobre las tablas.

Sobre las nueve y media y con la seguridad de haber llenado la Riviera tres días consecutivos apenas dos meses antes y por supuesto volver a hacerlo esta misma noche aparecen Sidecars en el escenario de La Riviera. La misma Riviera que se había resistido en alguna ocasión a lo largo de los más de diez años de carrera que atesoran los madrileños, cae rendida a sus pies por cuarta vez consecutiva. Y podemos decir que no es por casualidad, a nivel compositivo, tanto a nivel de letras como de melodías el grupo se encuentra en su mejor momento.

Comienzan a sonar los primeros acordes de “Locos de atar”, “Microinfarto”, “La tormenta” y “Cremalleras”. Cuatro grandes himnos con estribillos de infarto que hacen que el joven y no tan joven público de la Riviera estalle de locura desde el primer minuto de la noche. Estos temas nos dan una idea de lo que va a suponer el repertorio de la noche, la mayoría de los temas son de sus últimos trabajos sin dejar atrás por supuesto sus principales clásicos. La noche prometía ser histórica, también para Juancho que afirmó que la recordaría por siempre mientras empezaba a sonar “Chavales de Instituto” y “Polvorosa”. En ninguna zona de la Sala el público perdió la oportunidad de bailar, saltar y corear cada estribillo. En las primeras filas, por atrás en las escaleras, por supuesto arriba en la zona de los invitados, hasta en el escenario se vivía la fiesta intensamente, con un Rams “eléctrico” que no dejó de moverse ni un solo segundo. Siguió la fiesta con “Fuego cruzado”, “Todos mis males” y “El camino fácil”.

Se siguen desgranando poco a poco los temas del repertorio, con un sonido potente y una puesta en escena deliciosa, aprovechando la estética de la gira anterior con el telón en el fondo dejando entrever las luces de colores tras el, unas bombillas gigantes distribuidas por todo el escenario y junto a cada músico creando un ambiente mágico en algunos momentos y como no, una M gigante en el fondo, roja, del color que se había teñido hasta La Riviera para celebrar lo que Mahou nos había preparado esta noche.

Juancho en alguna ocasión agradeció a la marca el hacer posible moches como la que estábamos viviendo y por supuesto a la gente de Madrid por estar siempre al pie del cañón, empujando desde el principio. Le siguen “Dinamita” y “De película” con guitarra acústica en mano Juancho se volvió a llevar el jaleo del respetable. Tras “Cuando caigas en shock” y “Una eternidad” nos recordaron que hacía Un año se metían al estudio a grabar lo que sería “Cuestión de Gravedad” y así dar paso a “Olvídame” y su clásico “Fan de ti”. Clásicos estos que ganan enteros sin duda con el actual formato de banda y la calidad de la misma.

Tengo que reconocer que aunque Sidecars a estas alturas son mucho más que “El grupo del hermano de Leiva” y se han ganado a pulso y por méritos propios el estar donde están y no creo que a nadie a estas alturas le quede alguna duda de ello. El hecho de que el propio Juancho sea el guitarrista de la Leiband , el innegable parecido físico, la similitud de movimientos sobre el escenario, todo esto no ayuda mucho a diseccionar a uno del otro. Quien haya tenido la ocasión de verles tocar juntos, es prácticamente imposible mirar a uno sin que te venga a la mente el otro. En mi modesto parecer, y en detrimento de Juancho me parece que la sombra de Leiva es muy muy larga, y no se si es malo o es bueno, pero así es. Pese a todo esto, el grupo tiene claro lo que quiere y esto le debe importar muy poco.

El concierto va llegando a su fin y es el momento de tres temas de su último trabajo “Costa da Morte” y “Tu mejor pesadilla” para dar por finalizada la primera parte antes de los bises. El primero de ellos es “Amasijo de huesos” , el último de los singles del mismo. Momento tras el cual el vocalista aprovechó la ocasión para presentar a su banda y uno a uno se fueron llevando sendas ovaciones por parte del público. Además de Juancho, Ruly y Gerbass, guitarra y voz, batería y bajo respectivamente, la banda la completan Sergio Valdehita a los teclados, Ramiro Nieto a la percusión y guitarra eléctrica y Pere Mallén en la otra guitarra. La guinda al pastel de tremenda fiesta la pone Juancho en solitario con “Los amantes” primero y después cantando con toda la Riviera al unísono “Contra las cuerdas” en lo que fue el momento más bonito de los muchos que se vivieron durante la noche.

No me queda otra que agradecer a Mahou que ponga en marcha iniciativas como esta, con música de calidad hecha con el corazón y por supuesto agradecer la invitación para poder disfrutar de la misma. Una noche muy muy bonita donde apreciamos la evolución de la banda durante todos estos años, el gran estado de forma y ese punto de madurez que ha hecho que sus grandes clásicos suenen como si hubieran sido compuestos para el último trabajo. Un estado de madurez en el que sin duda influye el hecho que hayan sabido rodearse de grandes músicos que han aportado al trío madrileño la calidad que les faltaba para dar ese salto.

Salud y Rocanrol !!!!

Somos muy fan de Mahou

PD. Una pena la ausencia de fotos, no había Photopass.

SET LIST

Locos de atar
Microinfarto
La tormenta
Cremalleras
Chavales de instituto
Polvorosa
Fuego cruzado
Todos mis males
El camino fácil
Dinamita
De película
Cuando caigas en shock
Una eternidad
Olvídame
Fan de ti
Costa da Morte
Tu mejor pesadilla

Bises

Amasijo de huesos
Los amantes
Contra las cuerdas

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *